Las Narrativas Patrimoniales. Una reflexión sobre la importancia de un relato eficaz en relación con el Patrimonio Cultural.

El desempeño profesional en cultura y sus retos. Conversando con Eloísa Pérez.
3 enero, 2020
EU-Heritage: Las competencias profesionales y el valor añadido desde la sostenibilidad.
18 febrero, 2020

Las Narrativas Patrimoniales. Una reflexión sobre la importancia de un relato eficaz en relación con el Patrimonio Cultural.

LAS NARRATIVAS PATRIMONIALES

Una reflexión sobre la importancia de un relato eficaz en relación con el Patrimonio Cultural

 

Desarrollar las habilidades creativas suficientes para generar un relato real entorno al patrimonio cultural supone un reto, y una necesidad, para los profesionales del sector.

En el proceso de identificación y análisis del Patrimonio en España, dentro del proyecto de EU Heritage, algunos de los profesionales entrevistados, en este caso del área de la fotografía y la gastronomía, Angélica Soleiman y José Manuel Gaztelu, coinciden en tres grandes carencias competenciales que supone un desequilibrio entre la formación recibida y la necesidad laboral:

  1. Profundización y especialización
  2. Una narrativa patrimonial bien construida (oral y visual) 
  3. Habilidades digitales que incorporan nuevas tecnologías y herramientas en su campo de trabajo

 

 

 

La visión de José Manuel y Angélica centra el foco, fundamentalmente, en la narrativa. Desde aquí desarrollan un camino de habilidades que parte del conocimiento de un patrimonio cultural interiorizarlo y desde la experiencia.  Acercarnos a la cultura de esta manera supone una herramienta fundamental donde se permite analizar y comprobar lo vivido y transmitido por las generaciones anteriores. Una profundización en el legado que han dejado los artistas que lo crearon y los especialistas encargados de conservarlo. Hablamos del conocimiento en contexto, incluyendo experiencias personales y aproximaciones a un verdadero conocimiento profesional patrimonial. El que nos relaciona con él como persona, en el marco de actividad, y como futuro actor implicado.

 

 

Una cadena de formación continua y de enriquecimiento constante, así generaremos espacios nuevos de actualización para el nacimiento de una personalidad narrativa, creativa, moderna y digital.

“Los objetos son portadores de una historia, tienen una vida que comprende el momento en el que surgen y todas las fases por las que pasan. Son testigos de las acciones humanas, pero también naturales. Van, por lo tanto, recogiendo las huellas culturales y naturales, reciben la intervención del hombre cuando los toma como testigos de un legado cultural y se muestran indefensos ante todo ello. Por eso, aunque tienen una historia que contar, dependen del hombre para su propia supervivencia y para su conservación” (Fontal, 2003, p. 43).

 

 

Para terminar, y cerrando este artículo, un recuerdo para todos los profesionales que nos han ayudado y aportado su granito de arena a este estudio de investigación. Nos han abierto nuevos caminos para el crecimiento personal y profesional.

 

¡GRACIAS A TODOS ELLOS!